viernes, febrero 23, 2007

Paris, France

No encuentro la manera de hablar sobre París, lo mismo que sería incapaz de hablar de otras ciudades que me han marcado; en algún modo, París ha sido la experiencia más intensa, la ciudad que simboliza los sentimientos, la literatura y la realidad a un tiempo. París era esta vez, el deseo de estar contigo, caminando por sus calles, deseo hermoso pero truncado por las malas jugadas de la coincidencia. Sabes exactamente lo que siento.


―Plaza Saint Michel―

No tengo otra manera de hablar de París que copiando aquí anotaciones que quizá parezcan inconexas y sin sentido; las reflexiones y sentimientos que fui recogiendo por el camino y que ofrezco aquí en su estado puro, sin cambiarlas para hacerme entender:

Quedan sólo unos días en Europa; se siente, al mismo tiempo, como mucho y poco. Contra el costumbrismo sedentario de mi vida, este desarraigo itinerante es un buen remedio pero, al mismo tiempo, algo en mí exige el regreso a la normalidad.


―Parc Monceau―

Desde anoche, cuando salí del metro y volví a sentir el aire de París, me siento especialmente contento. Estoy un poco asombrado también, pensaba que tardaría muchos años en volver a este sitio.


―Versalles―

La enorme extensión del lago me dió más de una hora para rodearlo. El espacio abierto, rodeado de árboles invernales, sin hojas y como muertos, a la espera de la resurrección primaveral es una experiencia irrepetible. La enormidasd del lago permitía que el viento soplara con todas su fuerza, un aire frío, refrescante que levantaba olas en el agua que tal vez, en otras circunstancias, sería el espejo más grande del mundo. El viento se oponía a mis pasos con fuerza increíble, tenía que inclinarme hacia adelante para vencer, para no sentir el equilibrio perdido. Me bastó cerrar los ojos por un rato, caminar así, en línea recta y sin obstáculos, sin vista, para sentir que volaba; extendí los brazos y sentí en los omóplatos el surgimiento de las alas que no tengo, oponiéndose al viento, filtrándolo, como si me atravesara.



―Desde el Sena―

Es el último día del año y estoy en París. No sé si el mito signifique mucho o poco, si el modo en que empieza el nuevo año tiene algo que ver con lo que sucederá. Quizá es más bien una cuestión de decisiones. Al terminar el año, igual que todos los días, pero tal vez de un modo más serio, uno se mira con ojo crítico y escoge el camino. El orgien, tal vez, de los propósitos.



―Pont Neuf―


Escrito así, parece pueril, uno de esos sueños o fantasías que uno se inventa cuendo tiene veinte años y lleva Rayuela bajo el brazo como cómplice, como salvavidas, como abismo; cuando uno cree mirar a la Maga en todas las mujeres y se siente confundido, desesperado y a la orilla de cualquier zozobra. Si he sido algo así y lo sigo siendo en algún espacio de mi alma o mi cuerpo, lo cierto es que París lo simboliza en algún modo.

Pero París también simboliza otra cosa, el opuesto. Significa que puedo hacer que esos deseos que parecían sueños o nimiedades, se transformen en experiencias vividas a piel, en cuerpo y alma. Significa que el Sena no es sólo el sitio donde se tiran de cabeza los locos de amor o de desprecio, el sitio inalcanzable de los soñadores y los exiliados sino que es, también, una pequeña cumbre, otro instante en la lista larga de los placeres alcanzados con esfuerzo, con amor. Al fin y a la postre, significa que he aprendido que la desesperación no dura siempre y uno termina por ser feliz aunque se resista. Que la única medida o límite en la realización de los sueños que me invento, son mi determinación, mi fuerza y el poco o mucho amor que le tengo a cada uno.

Viernes, 23 de Febrero de 2007
14:27 Hrs.




12 comentarios:

jo∂n w∂r dijo...

regreso a la normalidad... se regresa pero renovado y contagiado de tanta buena imagen caray!


un saludote !

Marifé dijo...

YO QUIERO IR...

:(

Candi dijo...

...París seduce...
...y espero que te hayas divertido...

Es un gran lugar para enamorarse...del amor, de la vida, y para aprender a vivir...

c'est la vie!!

mercy beaucoup de me rendre si heureux pour le voyage...

Deux ex machina dijo...

ahhh no manches!!!

como que kiero llorar d ever tanta historia y tanto lugar que est aimpregnado de siglos de arte, no manches acabas de generarme un hueco en la respiracion...

justo escribi apenas un ensayo del ars nova en paris y sus catedrales...

ahhh a que olera la piedra edificada por las manos del siglo xiv?

saludos carnal abrazos de cupulas doradas y arcos que rompen el espacio

radikalgirl dijo...

"Andábamos sin buscarnos pero sabiendo que andábamos para encontrarnos"

woowwwwww....leer rayuela sentada en una callecita de paris....ayyy nooo!!!...que viaje tan lindo el que estas teniendo.

saludos...

Coffee Girl dijo...

Hey vecino-tocayo-colega! Qué lindo por el crédito... es usted encantador.

Seguimos en contacto.
Un beso.

BrujitaV3Ro dijo...

Por que resistirse a la felicidad?
Hermoso...

Nykkä dijo...

Amé las fotos
que lugares tan magicos mi mexicano..

pero..
aun no sabes vivir? si eso no es vivir, no se que será..!

Te quiero..!

skene dijo...

definitivamente yo tengo una deuda muy grande a saldar con parís... por ciertodeberías visitar niza, ahorita nohay taaanto turista y es lindo.

tu.politóloga.favorita dijo...

Es bonito irse para poder extrañar. Aunque igual y estando en París uno se olvida poquito de su ciudad natal.
saludos!

jo∂n w∂r dijo...

Donde andas! ya estas de éste ladito del mundo?

besos

Erick dijo...

Como siempre, agradezco los comentarios de todos y también a quienes leyeron pero no comentaron. Espero que les agrade la nueva entrada.

Joan: Si, el choque con las cosas de todos los días es como caerse del cielo!
Regresé en Enero, pero posteo muy lento... La verdad es que soy una masa de recuerdos!

Marife: Y yo quiero regresar!

Candi: Si, de París tengo recuerdos muy buenos y ahí escribí palabras que me impresionan. ¡Gracias a tí, por alegrarte conmigo!

Deux: La piedra huele a historia, huele a muerte y a que no somos nada... Lo curioso es que todo esto levanta de la muerte al alma!

Radikalgirl: Entre eso y jugar a encontrar los sitios de Rayuela, hay para rato!

CoffeGirl: No, vecina, gracias a ti por las buenas ideas!

BrujitaVero: Ya no sé resistirme a la felicidad, pero estoy aprendiendo a compartirla.

Nykka: A lo mejor ha cambiado mucho en mí desde que empecé este blog. Quizá ahora debería llamarse "Aprendo a Vivir"... Ja!

Skene: También tengo tantas cuentas pendientes con el mundo... Niza es una más, espero que en los próximos meses se me cumpla el deseo!

Mifavorita: La verdad, lo único que extraño cuando ando lejos, es a mi gente, mi fortaleza... Y sí, por eso me voy, a conjugar la palabra "nostalgia". Dicen que el amor crece con la distancia.