miércoles, mayo 09, 2007

Pregunta Uno: Imagine y escriba su autobiografía

Erick Miranda Valero nació y murió en la ciudad de México. Abogado por sentido práctico y maestro por accidente, se inventó una vocación literaria que no pudo compartir en vida. Como escritor no publicado, defendió siempre la teoría de que las verdaderas obras maestras son las que esperan olvidadas en un cajón obscuro la llegada de un espíritu hermano. Desadaptado, terminó sus días en una clínica de reposo mental donde se internó tras la crisis nerviosa causada por su lectura compulsiva y malsana de novelas del romanticismo alemán. Murió esperando la llegada de su amada inmortal y de un espíritu hermano. Ambos llegaron demasiado tarde. La amada inmortal, una brasileña que juró no volver a verlo en vida, se presentó al servicio fúnebre y confesó al cuerpo inerte que lo amó siempre porque estuvo lejos. El espíritu hermano, su amiga Laura y entonces directora del Fondo de Cultura Económica, llegó una tarde soleada en el barrio de Coyoacán. El hermano del autor, conocido indigente y músico, vendía las historias de Miranda por cualquier cosa sin mucha suerte. Laura, acosada por la culpa de no haber ayudado nunca al autor, compró todos los manuscritos y propició su publicación. El volumen, cuya única edición alcanzó apenas los quinientos ejemplares, se considera una curiosidad de anticuario cuando no un craso error del Fondo de Cultura. Las dos novelas y varios cuentos contenidos en él son menos extensas que la crítica escrita en torno suyo. Se considera obra maestra del autor y representativa de su estilo, el epitafio que escribió para su lápida: Hoy No Trabajo.

16 comentarios:

tu.politóloga.favorita dijo...

"defendió siempre la teoría de que las verdaderas obras maestras son las que esperan olvidadas en un cajón obscuro la llegada de un espíritu hermano." Haz leído a Schopenhauer? Esa oración tuya me recordó mucho a algo que escribió en El Arte del Buen vivir.
En cuanto a lo de la invitación, obvio me encantaría pero vivo en Monterrey! Muchas gracias por la invitación, de cualquier manera.
saludos!

:..[_ Eva _]..: dijo...

Interesante forma de imaginar ciertos aspectos de una vida.
Aunque la de aquel hombre me parece algo triste...
Imagino que aquel libro puede ser leido gratamente con una copa de vino y unos cigarrillos.
:.:
gracias por tus visitas
Un grato saludo para ti

jo∂n w∂r dijo...

Uyyyy tengo miles de finales para tu biografia eeee! mientras tanto te mando un abrazoteee>! descansa pero en pans eee!

Bitchie4ever dijo...

jaja cuantas ideas en tu biografía que vida diría tienes definitivamente una perspectiva de la imaginación.

Saludos!! seguire leyendote a ver que tan bueno eres en las letras.

Adriana dijo...

Es un gran epitáfio...quizás te lo piratée cuando yo muera...yo que tu lo registraba, no vaya siendo que haya más gente deshonesta como yo, y te lo roben otros tantos...

Gran post...
Ja!...yo me perdí un rato en el ayer, y tu le diste una vuelta al futuro...es cómico!...quién nos volverá al presente?! =(...

Un abrazo!

Alma Jimenez dijo...

Queremos detalles sobre su estadía en la clínica. ¿Se creía Goethe o Schiller? De-ta-lles.

Ferran De Margarita dijo...

bravissimo, simplemente bravissimo.

:'D me has hecho llorar de la risa.

radikalgirl dijo...

aunque creo que te falto decir que aunque tus obras nunca fueron publicadas, fuiste famoso en muchas partes....sobre todo en Colombia..una tal chica verde que leia todas tus obras con gran asombro...

jajaja..me encantó lo de: HOY NO TRABAJO.

oraleee..saludos

Alvaro dijo...

Buena biografia carnal pero, te falto decir que el indigente de tu hermano se hacia rico vendiendo tus obras como papel para reciclar.

Oscar Yoalberth dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marifé Cuauro dijo...

Ah! qué buen invento Erick...
pero te equivocaste en tu autobiografía, porque claro que lograrás sacar todas tus letras de la obscuridad de un cajón...

Y lo mejor! tendré entre mis libros uno autografiado por su autor

-----------

Ok, ya van tres comentarios...
ahora sí, con mi firma.

--------

espero el próximo post...

Erick dijo...

Mifavorita: Gracias! Se siente raro que lo comparen a uno así... Crece el ego...

Eva: Quizá sí se algo triste, pero nada que el vino y los cigarrillos no hayan sabido aligerar.

Joan: Jajaja, me imagino que en la clínica de reposo mental, andaba en pans! Ojalá te quedes para escribir conmigo uno de esos finales!

4ever: Caray... ¿gracias?

Adriana: El presente es el punto donde coinciden pasado y futuro.

Alma: Creo que estaba confundido, entre Beethoven, Schiller y Goethe, a medio camino entre los personajes de los últimos dos y la vida del primero...

Ferrán: Me alegra mucho, esa era la idea.

RadikalGirl: Gracias! En parte, creo que eso es posible, que lo que escribo se conozca aunque no esté en papel... Me haces pensasr que a lo mejor así es.

Carnal: Chale, tienes razón no hice suficiente énfasis en que las vendía por el valor papel, no por el valor letra. Jejeje, pinche genio!

Marifé: Cuenta con ello, si sucede el milagro, Milagro será el primer nombre al que dedique una firma!

Rosa azul dijo...

jajaja sufrido y con un final triste como todos los artistas, una vida muy interesante sin duda. ¿porque una brasilera?... que me importa

Anónimo dijo...

Interesante y divertida:: así describiría tu autobiografía, aunque eso si, con matices de tristeza.
El epitafio, genial.
Una aclaración:: eso te pasa por no consumir el producto nacional ¿cómo que una brasileña? jajaja saludos.

Moraine dijo...

Me ha gustado,sobre todo el final;)

Anónimo dijo...

Hola erick soy una amiga que hace tiempo k no sabe nada d ti segun yo no estas muerto si vives da seÑales si no...... Pobre del mundo al perder alguien como tu 9982018596